sábado, 21 de febrero de 2015

CARLOS MARÍA CARON / BIOGRAFÍA



CARLOS MARÍA CARON
(1935/2015)

Escritor, crítico de arte, periodista, profesor...

por Gilberta Anatonia Caron

Carlos María Caron nació en Azul, Pcia. De Buenos Aires, el 6 de agosto de 1935. Fue escritor, periodista y crítico de arte (Miembro de la Asociación Argentina de Críticos de Arte y de la Association Internationale des Critiques D´Art de Paris). 
Como escritor abarcó la poesía, el cuento y la novela, siendo una característica narrativa del autor su mirada humorística sobre la realidad. Su concepción es que la misma excede a la ficción, y que para escribir buenas historias sólo basta con mirar lo que ocurre a nuestro alrededor. 
Por eso en sus libros –además de recopilar desopilantes historias y anécdotas- desfilan bohemios, locos, artistas; personajes conocidos del autor que se vuelven totalmente entrañables para sus lectores. Muchos de esos personajes –amigos y conocidos del barrio del Liniers donde vivió su juventud- han sido importantes nombres del arte o la literatura: Elías Castelnuovo, Pérez Célis, Mario Pucciarelli, Osiris Chierico, Roberto Arlt, Hugo y Tomás Ditaranto, entre otros.
A través de su genial sentido del humor, Caron se aventura a mundos alucinantes, donde sus historias son notoriamente sensibles a la realidad histórica y política, así como el ideario social y cultural de cada época. 
Su permanente duelo lúdico entre ficción y realidad imprime en sus personajes una mirada tierna, despiadada y tan divertida al mismo tiempo, que anula por completo la posibilidad de indiferencia o aburrimiento del lector. 
Sin embargo, su sentido del humor o lo divertidas que pueden ser sus historias, no excluyen la profundidad con la que trata cantidad de temas que van desde determinado momento social o político de la Argentina (como la guerra de Malvinas) hasta su propia genealogía familiar que traza por ejemplo en Los Robitaille, memoria de cuatro generaciones de sus antepasados, desde su partida de Francia en 1870 hasta su afianzamiento en la Argentina.
A lo largo de su vida como escritor ha publicado: Anatonia (Canto poético), Ediciones la Sillita de Oro, 1965. Poemas Endovenosos (poesía), Editorial Cuarto Mundo, 1975. La Majareta ( novela), Editorial Galerna, 1981. Haig, la mediación y otras manías porteñas (cuentos), Editorial Galerna, 1982. Estamos todos nerviosos ( novela), Braga Editores, 1983. Taller Literario, juegos y humor, Ediciones Escuela Del Sol, 1991.  Poesías de escaso interés, Metafrasta Ediciones, 1992. Escribir  con humor, Ediciones Colihue, 1996; Los Robitaille    ( novela ) Metafrasta Ediciones, 2004; Argentinos: ¡el mundo nos queda chico!, Metafrasta Ediciones, 2005 y El caballero y su sombra, Metafrasta Ediciones, 2006.   También publicó cuentos en las Antologías: Nuevos cuentos argentinos, Editorial Calatayud y Los argentinos en la Luna, Editorial de la Flor, con anterioridad.
Pero Carlos María Caron fue un ser multifacético que desarrolló además, -con la misma pasión que la escritura- su carrera de crítico de arte, periodista y profesor.
Se desempeñó como docente en el área de Literatura y Talleres de Escritura para adolescentes y adultos, siendo durante más de veinte años editor y director de la revista literaria Metafrasta y también dirigiendo la Editorial del mismo nombre (Metafrasta Ediciones).
Su labor periodística comenzó a desarrollarse durante la década del 60, siendo Director Creativo de la Editorial Julio Khorn y periodista en la misma editorial, encargándose de notas de los más variados géneros que abarcaban entrevistas, horóscopos, recetas de cocina, arte, cine, teatro y otros rubros en revistas como Antena, Radiolandia , Para ti y otras... 
También se desempeñó como Director de la revista Imagen y luego Imagen del País. Fue redactor y crítico en la mítica revista 2001, colaborador de las revistas Humor, Péndulo y Mutantia (de la editorial La Hurraca de Andrés Cascioli); Colaborador de la revista Juegos de Daniel Samoilovich; Crítico de Arte de la revista francesa INTER MUSES editada en París; Redactor de La voz de la Prov. de Salta y de diarios de Río Negro y otras provincias; Colaborador de numerosas publicaciones barriales como Cosas de Barrio (de Liniers) y La Chacrita de los Colegiales .
Como crítico colaboró en diversas publicaciones y galerías especializadas de Buenos Aires y Francia, así como fue jurado en cantidad de premios de plástica y de crítica. 
Sus inicios como crítico se remontan a los años sesenta, cuando descubrió importantes pintores de quienes escribió la primera nota, ya que junto a Bettina su mujer, asistían a más de 5 presentaciones de apertura de exposiciones por semana, que era la media por aquellos años . Redactó más de doscientos textos de catálogos de esos pintores para las más notables y representativas galerías de Arte del 60 como el  famoso Di Tella, Bonino, Rubers, Wildestein, Witcomb, El Sol  y tantas otras. 
Entre los pintores a cuyo pedido escribió sus catálogos figuran Eduardo Mc Entyre, Miguel Angel Vidal, Campanella, Jorge De La Vega, A. Heredia, Lea Lublin, Martha Acal, Yaco Nowens y su entrañable amigo Pérez Celis, entre muchos otros.
Asistía por esos años, después de las inauguraciones de las muestras de Arte -siempre con su mujer- a las míticas reuniones en la casa de Antonio Berni o las del piso de la calle Arroyo del poeta Fernando De María, donde asistían regularmente Leopoldo Marechal con su esposa, Alejandro Vignatti, Jorge Pérez Camacho, Pérez Celis, César Fernández Moreno(h) entre muchos otros escritores y pintores y  donde agotaba a la audiencia con su primeras canciones el entonces Indio Gasparino - luego Facundo Cabral - así como a los famosos primeros Happenings de Marta Minujin en el Di Tella y  los encuentros poco convencionales del  BARBARO.
Carlos María Caron ha sido, además, un devoto esposo y amoroso padre de dos hijas: Gilberta Anatonia y Albertina Anatonia a quienes (junto a su adorada nieta Justina) ha dedicado todos sus libros. 
También ha sido en la vida real un incansable contador de historias (al estilo del “Gran Pez” de Tim Burton) rodeándose de cantidad de oyentes y amistades que son hoy la memoria viva de todas sus anécdotas; muchas de ellas rindiendo culto a la amistad y al rugby de su juventud en Beromama, de su nativo y entrañable barrio de Liniers. Años que homenajéo en su primera novela “La Majareta”. 
Su legado de genial humor y fantasía desbordante queda en todas sus obras y sus lectores así como innumerables alumnos –muchos de ellos escritores- que lo recuerdan como uno de los maestros y seres más estimulantes no sólo en su formación literaria sino en su vida. 


Algunas imágenes de Caron...


Collage de Caron en su revista literaria Metafrasta

Con el primer grupo de alumnos de la revista Metafrasta

Posando para la revista

Junto a su esposa Bettina durante un acto en reconocimiento de Caron como escritor en el Palacio de la Legislatura porteña

En la puerta de la casa del escritor Elías Castelnuovo en el barrio de Liniers

Con sus amigos de Liniers en su juventud

Junto a su hija, Gilberta Anatonia, en la presentación de un libro de Metafrasta Ediciones

Caron en París (contratapa de Los Robitaille)

Junto a su esposa Bettina en el estudio del pintor Pérez Célis en Nueva York

Junto a su primer alumno de Taller, el escritor Martín Greco, en una presentación de Metafrasta

Caron en unas vacaciones, junto a su hija Albertina Anatonia y su nieta Justina 


Con sus compañeros de la Escuela Nacional de Comercio en su 4to año
Junto a su yerno, contándole divertidas anécdotas de su juventud 


Junto al pintor Miguel Carlos Labra en galería Arte Clásica
En su juventud, escribiendo de noche en su Remington
En su casa de Liniers: abajo sus amigos Pérez Célis y Barbachán, Caron se asoma arriba muy joven en la ventana
Detalle de Carlos María

Con su amigo y fileteador Martiniano Arce

Junto a Pérez Célis y Romero Brest en los tiempos del Instituto Di Tella
Caron y su famosísima "mirada de pirata"

Carlos María Caron acompañado del pintor Antonio Berni

En una inauguración del pintor Pérez Célis en la década del 60

CARLOS MARÍA CARON / OBRAS

Obras del escritor CARLOS MARÍA CARON

ANATONIA (Canto poético)
Ediciones La Sillita de oro, 1965
Texto de Carlos María Caron y cinco serigrafías del Pintor Pérez Célis


La tapa del libro, publicado en 1965, Colección La sillita de oro









Corría el año 1965 cuando mi padre escribía un inspirado libro de poemas: ANATONIA. Su mejor amigo, el pintor Pérez Célis, había realizado especialmente unas serigrafías que lo ilustraban y ese mismo año lo publicaron en una novedosa edición para la época: los poemas se encontraban prolijamente impresos en unas cartulinas dentro de una carpeta-estuche de un tamaño mayor que un libro común y en donde también venían intercaladas las cinco serigrafías de Pérez Célis.
Un año después, yo vine al mundo y fui bautizada como Gilberta Anatonia. Cuatro años más tarde, llegó mi hermana y fue bautizada como Albertina Anatonia. Y ahora, corriendo el año 2009 -con apenas un añito y muchos años después- otra Anatonia se encuentra entre nosotros: Justina Anatonia, la hija de Albertina y mi amada sobrina.
Si se preguntan por los primeros nombres, Gilberta y Albertina, para aquellos lectores avezados no hay mucho misterio: los dos personajes principales de la famosísima novela del gran escritor francés Marcel Proust: Gilberte y Albertine. Después de estas palabras, se podría decir que mi hermana y yo somos casi una invención humana y literaria al mismo tiempo... ¿Tendrá algo que ver que yo esté ahora en una página sobre literatura? Los dejo con la portada del libro y las imágenes de Célis. (Texto escrito por Gilberta Anatonia Caron en el año 2009 para este mismo blog)

Justina Anatonia con un ejemplar del libro

Exposición sobre ANATONIA del artista Pérez Célis, Buenos Aires, 1965
PÉREZ CELIS / El Sol de Anatonia / Óleo sobre tela / Buenos Aires, 1965

“Pérez Celis expone a la realidad las imágenes de su amor por Anatonia: en gruesas letras azules, la cubierta del catálogo no necesita explicar más. Desde mediados de la próxima semana y hasta el 15 de mayo, Anatonia desplegará sus magias y su sol incansable, perdonará a la muerte y aceptará ser interrogada, en una galería de Esmeralda al 900, en Buenos Aires…” .”…Por aquella época, Pérez Celis conoció a Carlos María Carón ("filósofo, poeta y estudiante"), en quien reconoce la mayor influencia de su vida. Para el folleto de la exposición que inaugura ahora, consiguió que Carón le escribiese unas líneas "entre un cigarrillo y un café, la última vez que estuvo en casa". Era justo: además de haberlo orientado desde una modesta penumbra a lo largo de diez años, Carón ostenta también, la paternidad de Anatonia.
Desde el comienzo de aquella amistad, Pérez Celis se sumergió en su oficio: "Trabajábamos en el departamento de un amigo, Eduardo Mellino, a veces durante días y noches enteras." “Celis va a cumplir ahora con su homenaje a Anatonia, a través de 7 tapices y 5 dibujos. "Anatonia es una ciudad —confiesa al fin Pérez Celis— que inventó Carón, y con la que yo me siento identificado: el país de la poesía y el arte." Y como si hubiera dicho mucho, agrega: "Anatonia escapa de las definiciones. Pero es el lugar donde me gustaría vivir —sonríe, agita los grandes bigotes como tendiendo una complicidad—. El lugar donde, de alguna manera, yo sé que estoy viviendo."
PRIMERA PLANA
20 de abril de 1965



Poemas Endovenosos (poesía), Editorial Cuarto Mundo, 1975. 






La Majareta ( novela), Editorial Galerna, 1981. 
Diseño: Sergio P.F





Haig, la mediación y otras manías porteñas (cuentos), Editorial Galerna, 1982.
Diseño: Sergio P.F





Estamos todos nerviosos ( novela), Braga Editores, 1983.
Diseño: Sergio P.F


 Taller Literario, juegos y humor, Ediciones Escuela Del Sol, 1991. 


Poesías de escaso interés, Metafrasta Ediciones, 1992.


Escribir  con humor, Ediciones Colihue, 1996


Los Robitaille ( novela ), Metafrasta Ediciones, 2004
Diseño: Sergio PF




Argentinos: ¡el mundo nos queda chico!, Metafrasta Ediciones, 2005
Diseño: Sergio P.F



El caballero y su sombra, Metafrasta Ediciones, 2006
Diseño: Sergio P.F




Nuevos cuentos argentinos, Editorial Calatayud y Los argentinos en la Luna, Editorial de la Flor,